Bill Avisó Otra Vez – El Mercurio 11.08.2021

8.Ago.2021

Arturo Herrera

En abril de 2015, Bill Gates participó de una charla TED donde explicaba el inminente riesgo de una pandemia global. Cinco años después nos encontrábamos en medio de una de las mayores pandemias de la historia. En su minuto, nadie tomó muy en serio la predicción. En enero de este año, Bill volvió a avisar. En su libro: ¿Cómo evitar un desastre climático? habla en detalle del inminente impacto del cambio climático en nuestras vidas. Su relato es aterrador y esperanzador al mismo tiempo. Aterrador, porque en el mundo se emiten cada año más de 51.000 millones de toneladas métricas de C02e. Eso equivale a 10.000 portaviones multiplicado por 51 veces. Los eventos globales de los últimos meses como lluvias torrenciales en Europa, incendios forestales en Turquía, o la mega sequía que afecta a nuestro país, son una mínima expresión de lo que puede llegar a pasar si sobrepasamos de los 2°C de aumento promedio en la temperatura global.

Los eventos globales de los últimos meses como lluvias torrenciales en Europa, incendios forestales en Turquía, o la mega sequía que afecta a nuestro país, son una mínima expresión de lo que puede llegar a pasar si sobrepasamos de los 2°C de aumento promedio en la temperatura global.

Lamentablemente, el cambio climático parece una profecía auto cumplida. Un informe de del IPCC – publicado este lunes – confirma que las consecuencias de este fenómeno parecen ser irreversibles. Los principales responsables del cambio climático son los países desarrollados. Durante décadas utilizaron energías baratas y altamente contaminantes para alcanzar su desarrollo. Ahora “exigen” que los países en vías de desarrollo utilicen energías limpias para salvar el planeta. La solución no es simple. Prácticamente toda actividad humana genera CO2. Anualmente, fabricar cosas representa el 31%, generar electricidad 27%, agricultura y ganadería 19%, transporte 16% y climatización 7%.

El desafío está en generar innovaciones que permitan salvar el planeta de forma competitiva

Sin embargo, no todo está perdido. Así como la comunidad científica logró desarrollar en tiempo récord vacunas para el coronavirus, podemos combatir de la misma forma el cambio climático. El desafío está en generar innovaciones que permitan salvar el planeta de forma competitiva (energía limpia, confiable y barata). Esto es justamente lo que Bill Gates está haciendo a través de su fundación. Desde 2018 ha invertido más de 1.000 millones de dólares tecnologías limpias, como por ejemplo proyectos para desarrollar energía nuclear barata y segura, sistemas para capturar CO2 a gran escala y startups con foco en producción de “carne” con base en plantas como Imposible Foods y Beyond Meat. En Chile Solarity, Notco y Energica City, son algunas startups que van en la misma dirección. Cada uno de nosotros también puede hacer su parte. Invierta y prefiera compañías amigables con el medio ambiente. Compre y consuma lo que necesita. Instale paneles solares en su casa. Léase el libro de Bill Gates y explíqueselo a sus hijos. Pequeños cambios también pueden hacer la diferencia.