Arturo Herrera: ¿Tenemos empresas imparables en Chile?

4.Abr.2019

Arturo Herrera

La innovación debe estar conectada y al servicio de la estrategia de una empresa, sin importar su tamaño y la industria en la que participa. Las compañías más exitosas del mundo buscan, a través de la innovación, desarrollar y mantener ventajas competitivas con respecto a su competencia. El desarrollo de tecnologías propietarias, “capturar” al cliente en su ecosistema y lograr economías de escala a nivel local son formas de crear barreras de entrada para mantener a la competencia a raya. La innovación tiene un rol fundamental en el juego de crear y mantener esas barreras de entrada que en definitiva permiten a una empresa ganar de forma consistente en el mercado en el que participa.

Existen compañías que han conseguido desarrollar y mantener barreras de entrada infranqueables para sus competidores. Intel es un buen ejemplo. Actualmente posee el 80% del market-share del mercado de PC. AMD tiene el otro 20%. Pero en 2005 esa proporción era prácticamente 50 y 50. Intel ha logrado aumentar su market-share a través del desarrollo constante de tecnologías propietarias, alianzas clave con fabricantes de equipos que utilizan sus tecnologías. AMD se ha visto obligada a buscar otros nichos, por ejemplo, procesadores para tarjetas gráficas, dejando el mercado de los PC en un segundo plano y facilitando aún más el control de ese mercado por parte de Intel. Banderas blancas ondean desde el lado de AMD en el mercado de los PC.

Inversión en I+D+i

Pero existe una razón de fondo para que esto ocurriera. La inversión en investigación, desarrollo e innovación. En 2017 Intel invirtió el 22% de su facturación en este concepto, equivalente a US$ 13 mil millones. La facturación de AMD en 2017 fue de poco más de US$ 5 mil millones. En simple, Intel invierte 2,5 veces la facturación total de AMD en I+D. Es muy difícil que AMD pueda volver a alcanzar el nivel de desarrollo tecnológico de Intel. Solo en 2017 a Intel le fueron asignadas más de 3 mil patentes: más de 3 mil nuevas posibilidades para construir posiciones monopólicas protegidas por 17 años. Desde 2005 Intel ha aumentado de forma progresiva su facturación y, al mismo, tiempo su inversión en I+D. Es una bola de nieve que refuerza su posición competitiva año a año, dólar por dólar, patente a patente. Transformándola en una empresa imparable.

¿Tenemos empresas imparables en Chile? ¿Cuántas son capaces de mantener una posición competitiva global y sostenible? ¿Cuántas invierten más del 10% de sus ventas en I+D y tienen a la innovación como la base de su estrategia competitiva? Empresas como Hortifrut, Concha y Toro y Enaex, sólo por nombrar algunas, son empresas chilenas en posiciones de liderazgo global en sus respectivas industrias. Han logrado avances notables en innovación e I+D, desarrollando capacidades y soluciones que les permitirán competir de mejor forma en el futuro. Son justamente algunas de las candidatas a transformarse en empresas imparables desde Chile para el mundo.

Por Arturo Herrera, socio y Gerente General de INNSPIRAL

Columna publicada originalmente en Economía y Negocios de El Mercurio