Doble premio AVONNI muestra lámparas que llevarán la energía solar a todo el planeta

5.May.2019

La emprendedora y fundadora de Luxia Lighting y Suli Lab, Ximena Muñoz,  realizó una presentación interactiva de su caso de innovación, que incluyó una demostración de la gama de productos de Suli, el emprendimiento chileno que cofundó que apunta a poner la energía del sol en las manos de las personas.

La charla ocurrió en el marco del ciclo de charlas INNMeeting de INNSPIRAL, encuentros donde exponentes del mundo del emprendimiento y de los negocios presentan sobre sus casos de éxito y experiencias en innovación frente a emprendedores y la red de INNSPIRAL. En esta ocasión estuvieron presentes los jefes de innovación y representantes de compañías tales como Echeverría Izquierdo, Coopeuch, Arcor y Engie Factory, entre otros.

Esta vez fue el turno de Muñoz, arquitecto de la Universidad Católica y Máster en Diseño de Iluminación por el Instituto Europeo de Diseño de Milán. La experta ha sido galardonada con los Premios Avonni 2008 y 2012, Chile Diseño 2011, Primer Lugar en Lumiville Trophies 2010 y el Premio Chilectra Energía de Mujer 2009.

En la oportunidad, Muñoz repasó sus inicios en la disciplina del diseño de iluminación, que comenzó en Milán. “Me marcó la experimentación con la materialidad. Teníamos buenas empresas como partners y muy buen laboratorio, ambos nos facilitaban el trabajo y entregaban materiales. Así logré crear mi primer prototipo de muro de luz”.

Se convenció de que el diseño de iluminación iba a ser tendencia con un artículo de The Economist, que indicaba que habría una revolución en iluminación gracias al LED, la baja en sus costos y la mejora en su rendimiento. Así fue como, llegando a Chile, comenzó la empresa Luxia Lighting, laboratorio de luz como ella lo denomina y cuyo foco es darle valor a los proyectos a través de la iluminación, el mejoramiento de la calidad de vida y la eficiencia energética.

Uno de sus primeros proyectos fue un incipiente prototipo de linterna plegable y decorativa que funcionaba con luz solar. Este modelo fue la base de lo que hoy conocemos como Suli Lamp, un módulo solar que resolvió los problemas en términos de escalabilidad, usabilidad y el impacto social respecto de aquella primera prueba. Suli Lamp se adapta a múltiples funcionalidades y puede ser utilizado como luz de lectura, camping, de jardín, emergencia, de la bicicleta, entre otros usos. Muñoz destaca que “el objetivo de Suli es incluir a los usuarios como co-creadores mediante una plataforma abierta en que se estimula la creatividad, colaboración y sustentabilidad”.

Eso no fue todo. La experta en iluminación presentó también a INNSPIRAL ‘Mi Primera Suli’, lámpara solar diseñada para ser armada, decorar e iluminar espacios con tus propias manos. “Es un kit que apunta a empoderar a los niños a usar la luz y a fomentar las energías renovables como la energía solar”, explicó.

“Para poder realizar este proyecto hicimos campaña de crowdfunding en junio pasado, en que reunimos fondos de 320 backers de 22 países”. También se validó el impacto social, explica la arquitecta. Para ello “nos asociamos a América Solidaria creando la campaña ‘Give Light to Haití’ para llevar -con el apoyo de los backers– 83 Sulis a una comunidad en ese país que no tiene ni luz ni agua, y así iluminar escuelas y centros comunitarios”.