¿Una torre de 1,7 kilómetros de altura?

Una empresa de diseño ha dibujado las líneas del macroproyecto Next Tokyo (futuro Tokio) que incluye una torre de 1.700 metros de altura, lo que la convertiría, con diferencia, en el edificio más alto del mundo, reporta el diario español El País.

El enorme edificio está pensado para el año 2045. La empresa responsable, Kohn Pedersen Fox, ha presentado este innovador proyecto en un congreso sobre edificios altos y hábitat urbano. El periódico español agrega que el rascacielos formaría parte de un nuevo distrito residencial “adaptado al cambio climático”, según puntualizan los autores.

El complejo ecológico, que daría residencia a medio millón de ocupantes, se construiría sobre un archipiélago artificial en la bahía de la capital japonesa y sería resistente a desastres naturales como terremotos o tsunamis. La nueva torre duplicaría en tamaño al edificio Burj Khalifa de Dubái (Emiratos Árabes Unidos), el más alto del mundo actualmente con 828 metros.

Ve el render en la web de El País