A través de la luz surge una red 100 veces más potente que el WiFi

El matemático Arturo Campos, desde su sobria oficina de un barrio de clase media del DF, se visualiza como el próximo Steve Jobs mexicano. Asegura que empresa, Sisoft, es la primera en el mundo en comercializar la tecnología LiFi, que usa la luz directa para transmitir datos a un coste menor de 200 dólares, reporta el Diario El País. Una conexión 100 veces más potente que el WiFi y más segura, “imposible de hackear”, cuenta. Desde una farola de la calle, cualquiera podría estar recibiendo Internet a una velocidad muy superior y un láser invisible puede enviar información hasta 10 kilómetros y llevar la conexión a las zonas más rurales sin necesidad de cables. “Venimos a democratizar Internet”, declara Campos.

Lee la historia completa en El País