Los mentores que debes tener de tu lado

No puedes esperar solo una persona que esté dispuesta a darte la guía que necesitas para tu carrera. Acá te presentamos a quienes debes tener en tu equipo.

Por Art Markman, de Fast Company.

Cuando hablamos de mentoría en el trabajo, a menudo nos enfocamos en encontrar una persona que nos guíe a través de los desafíos que enfrentamos en la oficina. Tal vez sería mejor pensar en el conjunto de personas que necesitas a tu alrededor para ayudarte a tener éxito.

Con eso en mente, acá hay un grupo de personas que deberían ser parte de tu equipo de mentores.

El coach: Hay momentos en que necesitas que alguien te ayuda a pasar por dificultades. Un buen coach no resuelve los problemas por ti. El coach escucha lo que tienes que decir, y te hace preguntas para ayudarte a entender qué podría estar causando esos problemas. Un coach puede sugerirte estrategias para solucionar problemas, que quizás antes no habías pensando; pero al final tu eres quien debe ejecutarlas y – eventualmente – internalizar esas estrategias para usarlas en el futuro.

Un buen coach puede además ofrecerte perspectivas respecto de un problema del que ni siquiera has pensado. Ampliando tus horizontes, un buen coach te preparará mejor en lo que harás en el futuro.

La estrella: Encuentra personas que tienen la carrera que quieres. Pasa tiempo con ellos. Conoce cómo trabajan, cómo piensan, cómo se preparan para grandes eventos. Las estrellas a menudo querrán entregarte consejos. Escúchalos, pero toma lo realmente necesario.

Muchas de las historias que las personas cuentan acerca de sus éxitos, evitan partes que tienen información relevante acerca de cómo realmente consiguieron el éxito. Así que, no pidas su receta para el éxito. En lugar de eso, observa lo que hacen y cómo se relacionan.

El conector: Es realmente quien te ayuda a seguir adelante en la vida. Para estar seguro de que estás construyendo tu propia y valiosa lista de contactos, encuentra personas a tu alrededor que conozcan a todos. Pídele que te ayude a conocer gente nueva. Es difícil hacer un contacto de la nada. Tener a alguien que pueda presentarte es muy valioso.

El bibliotecario: Un buen bibliotecario sabe como encontrar un buen libro en la librería. A medida que incorporas tu organización en la comunidad, deberás conocer las fuentes que te ayudarán en esta tarea. Las oportunidades están, siempre hay alguien alrededor tuyo que sabe como hacer casi todo en la organización. Ellos son consientes de todo tipo de ocultas fuentes de información. Pasa tiempo con estas personas, para que no tengas que re-inventar la rueda cuando estés en algún proyecto.

El partner: Algunos días eres un rockstar. Pero otros, sientes que no llegas ni al escenario. En esos días, cuando la suerte no está de tu lado, es bueno tener cerca de alguien que te entienda y sepa donde estás en tu carrera, para escucharte. Quizás no buscas una solución o un discurso motivacional. Quizás necesitas validación en un día difícil. Encuentra alguien que te escuche y que te preste un oído empático. Pero cuidado con aquellos que quieren escalar el drama. Mientras es importante tener a alguien que te escuche, necesitas un partner que termine la conversación recordándote que mañana será otro día.

Finalmente, un tipo de mentor, quizás el más tradicional, no está en esta lista: El consejero. A menudo, buscamos a alguien que nos diga qué hacer en una situación particular. No soy fanático de mentores de una carrera. Tu trabajo es aprender a hacer tu trabajo. No puedes “hacer”, cuando otros solucionan los problemas por ti. Debes aprender como proceder para el éxito, y no centrarte en las respuestas.

Si quieres ir al artículo original, haz click aquí