“Si las empresas no se preparan en innovación, van a quedarse atrás”

Si quieres escuchar el podcast completo del programa, pincha aquí

Roberto Sapag: La innovación aún no se difunde a nivel masivo. ¿Qué hace INNSPIRAL específicamente?

Arturo Herrera: INNSPIRAL nace en el año 1989. Comenzó como una consultora en management y entre el año 95 y 2000 cambió su foco 100% hacia la innovación. Por ejemplo, ayudamos a empresas que no tienen área o equipo de innovación estructurada, a que la innovación pase a ser un quehacer de la compañía.

Hoy día nos definimos como una aceleradora de innovación corporativa. ¿Qué significa eso? Que dado que las empresas ya tienen una área de innovación, nosotros los ayudamos a que esos proyectos de innovación que tienen en sus portafolios avancen más rápido y obtengan mejores resultados.

RS: ¿Sólo las empresas que tienen, o quienes no tienen proyectos de innovación también?

AH: También hemos trabajado con muchas empresas que parten de cero. Por ejemplo, con Chilectra el año 2004. Recordemos que Chilectra es hoy una de las empresas más reconocidas en temas de innovación. y es justamente porque llevan trabajando más de 10 años en el tema, por ejemplo con los edificios Full Electric.

RS: ¿Cuál es la diferencia entre innovación e investigación y desarrollo? Muchas veces se confunde…

AH: Hay que esclarecer algunos términos. A mi la definición de innovación que más me gusta es la de Hartmut Raffler, que era el VP de i+d de Siemens. Él estuvo el año 2004 en Chile en una conferencia y dijo: “No confundan innovación con investigación y desarrollo. Innovación es transformar conocimiento en dinero. Conocimiento disponible en valor. E investigación y desarrollo es transformar dinero en nuevo conocimiento, que puede después o no ser transformado en valor.

RS: Ustedes como trabajan en este mundo, me imagino que tienen un diagnóstico en materia de innovación corporativa en Chile. Si uno pudiera hacer una comparación con países del sector…¿Cómo estamos?

AH: Voy a tomar la pregunta en dos ámbitos. Primero en innovación y después en innovación y desarrollo, ambos súper relevantes. Desde el punto de vista de la innovación, podría decir que hace 10 años los portazos en la cara eran mucho más grandes que ahora. Por ejemplo el Club de Innovación, hoy tiene 52 empresas que hoy comparten prácticas de innovación todos los meses. Hace 10 años eran 4 empresas. Osea no había cultura de innovación en las empresas. Las compañías se dieron cuenta que hoy los cambios en el mundo son rápidos, y que si no están preparadas con herramientas o proyectos de innovación que te permitan generar un crecimiento a futuro, te vas a quedar atrás. Hoy la competencia no es solamente chilena, sino que de todo el mundo.

Por el lado de I+D nosotros desde hace unos dos años estamos bien metidos en ese tema porque nos estamos dando cuenta de que las compañías, si bien es cierto, en transformar conocimiento disponible en valor lo están haciendo y bastante bien, nos falta todavía crear conocimiento nuevo. Y es ahí donde está el desarrollo de una país.

RS: ¿Y esa investigación donde se está dando?

AH: Te voy a responder con este ejemplo. En Chile al año se generan entre 3900 y 4000 patentes según datos del INAPI. El número no parece tan malo. Pero cuando uno empieza a analizar mejor los datos, se da cuenta de que el 90% de esas patentes son de multinacionales que patentaron en Chile. Es decir, son multinacionales que están protegiendo sus invenciones de nosotros mismos. Entonces en realidad patentes chilenas son 300 reales al año. Cerca del 80% viene de empresas y el resto de universidades. Entonces no es muy bueno. Finlandia tiene por ejemplo 10 mil patentes año, con un tercio de la población de Chile. Estamos en deuda ahí.