¿Jefa, madre, esposa o mujer? ¿Por qué tengo que decidir?

Por Joselyn Bravo
Gerente de Proyectos de INNSPIRAL

Desde pequeña observé como mi madre trabajaba y cómo muchos la miraban con admiración y otros con desdén…en esos años, la inserción de la mujer al trabajo no estaba consolidada y se trataba de forma polémica.
Hoy en día, ya no es un tema, somos y tenemos un lugar laboral (no necesariamente el ideal pero hemos avanzado) y las preguntas con respecto a este tema ya no se centran en si es bueno o malo, sino más bien, en si somos mejores que “los otros”, si somos una buena inversión (pre y postnatal) o si “vamos a poder con la casa y el trabajo, con ser jefa, madre, esposa y mujer”.
Comencemos por esta pregunta: ¿Ser jefa, madre, esposa y mujer?, UFF!!! Esta sí que es una gran pega. Muchas veces he sentido que no me la puedo, que me llaman de un lado y tengo problemas en el otro, que no me van a entender, que me van a mirar mal y en definitiva que no lo lograré. Pero, desde la lógica y la guata siempre he sentido que aunque ésta sea una pega difícil, es la pega que más me gusta, y como me gusta, me esfuerzo de tal manera que la respuesta es SI, si puedo, y lo haré de una manera excepcional aunque algunos no lo crean.
Soy gerente de proyectos de Innspiral hace 3 años; soy esposa hace 8; madre hace 1 y mujer hace 32. Estoy convencida de que si te gustan están 4 pegas las puedes hacer más que bien. Sólo hay que enfocarse y creerse el cuento, yo no voy a ser víctima por mi sexo, por mi país o por mi edad. Voy a lograr salir adelante y además lo voy a pasar bien. O acaso la mezcla del pasarlo bien con el hacerlo bien, ¿es imposible?
En el trabajo, converso con empresas, gerentes, analizando, diseñando, implementado y como buena ingeniera, con todo planificado. Tengo un equipo de alto desempeño que cada día me ayuda a salir a adelante y me apoya en todos mis retos.
Como esposa, mi preocupación principal es mi marido; pololeamos, conversamos, peleamos, nos reconciliamos, viajamos, nos preocupamos de nosotros y cuidamos nuestros tiempos. Por ejemplo tenemos una cena romántica a la semana (los miércoles por la noche, y todos lo saben así que no nos molesten a esa hora), en donde nos amamos y trabajamos por cuidar nuestra relación.
Como madre, Gastón es mi vida. Todos los días en la mañana jugamos, comemos y nos acariciamos. Como mínimo 3 veces a la semana nos vamos 2 horas al parque a jugar y por supuesto el fin de semana compartimos., No me lo pierdo y mucha gente me ayuda para que esto sea así, entre ellas mi madre y mi nana.
Como mujer, corro 3 veces a la semana 5k, veo tele, leo, voy al mall a vitrinear, me junto con amigas, estudio, y converso mucho por celular.

Ahora bien, ¿cómo hago todo esto sin colapsar y más encima disfrutándolo? Comparto con ustedes 5 consejos que me han servido muchísimo:

1. Planifica todo lo que puedas planificar, sin convertirte en un robot: desde mis reuniones de pega, las visitas al médico de mi hijo, la cena romántica con mi marido y la visita al mall del sábado en la mañana.
2. Todo lo que puedas hacer en menos de 5 minutos, hazlo de inmediato: Sácate las pegas chicas y así no tendrás tantos pendientes. Adicionalmente delega los temas que otros pueden hacer por ti, no tus responsabilidades sino algunas tareas.

3. Enfócate en lo que estás haciendo y disfruta el momento: Si estoy en la pega, estoy en la pega y lo hago bien (para no hacerlo 2 veces y perder tiempo) y si estoy con mi hijo en el parque juego con él y lo disfruto. No mezclo peras con manzanas.
4. Conversa con tu entorno tus problemas y pide ayuda, no eres la superwoman así que si te pueden ayudar , ¡bienvenido sea! Tienes un gran equipo y no los menosprecies, tu marido puede cambiar un pañal y alguien siempre te podrá reemplazar en una reunión.
5. Regálate momentos para ti: Si yo estoy bien, mi familia y mi equipo laboral también lo estarán. Cuida tu salud, ejercítate, come sano y rico (especialmente para alegrar tu corazón), regalonéate, trabajas harto así que te lo mereces!

Todo esto es un gran esfuerzo, pero vale la pena Estoy feliz con mi vida; me falta mucho por aprender y mucho por vivir, afrontar nuevos problemas y responsabilidades, pero estoy segura que cuando las mujeres queremos, podemos. Tenemos esa facilidad de conectar muchas cosas a la vez y hacerlo con cariño y dedicación, y ese es nuestro gran plus, somos un plus. Aunque algunos no me crean… o no me quieran creer, ser jefa, madre, esposa y mujer es la mejor pega y se puede lograr con éxito.